Creo estar “entendiendo todo”…

Recibió un mensaje, triste, fuerte, final.

Se lamentó, y le avisó a quién debía.

Hizo lo que correspondía.

Acompañó hasta donde podía.

 

Y se repitió el proceso.

 

Los finales de la vida le van pegando cerca, y cada vez más fuerte, es el paso del tiempo lo que genera que ese impacto sea más profundo, sabe que el fin no esta cerca, pero a su vez tiene la certeza que puede estar a la vuelta de la esquina, y sólo sería un cimbronazo más de la vida, que habría que superar y seguir.

 

Va a visitar a su amigo.

Conoce a su primogénito.

Sigue sin tener ningún tipo de tacto con los niños, es increíble que lo único que no cambió fue eso.

Se pone incómodo pero feliz.

Va a visitar a su otro amigo.

Con la diferencia que es el único que tiene una pareja para cargar a su criatura.

Sigue sin tener ningún tipo de tacto, increíble.

Acompaña hasta donde puede.

 

Los principios de la vida le van pegando cerca, y cada vez más fuerte, es el paso del tiempo lo que genera que ese impacto sea más profundo, sabe que el principio no esta cerca, pero a su vez tiene la certeza que puede estar a la vuelta de la esquina, y sólo sería un cimbronazo más de la vida, que habría que disfrutar y seguir.

 

Entre ambos matices tan distintos de su vida, hay una cosa que se repite. Él acompaña, está, hasta donde lo dejen, hasta donde pueda, él siempre va a estar, porque los únicos viajes que le esperan en el futuro, cree, son por vacaciones, el horizonte ya es sólo una raya a lo lejos, aún le genera la añoranza, pero ya no la ilusión, sabe que resigna miles de cosas por estar acá, pero gana millones más.

Aún no se anima a dar por vencido al pasaporte, él se encargó de cerrar la puerta, no le puso llave, porque nunca en la vida hay que dar las cosas por sentadas, pero proyecta acá, sabe que su futuro se encuentra cerca de su lago, que encontró su lugar en el mundo.

Es una frase fuerte, “encontró su lugar en el mundo”, pero sabe que quiere estar acá para cuando lo necesiten, quiere estar acá cuando necesite que los demás estén, el punto es el mismo, él quiere estar acá.

Entonces se pone feliz por sus vacaciones, pero también porque es un pasaje de ida y vuelta, porque a su regreso la vida no empezará de cero, sólo seguirá desde la pausa que le puso por unas semanas.

Entiende que ya no es resignación lo que siente por donde está, si no ilusión por lo que vendrá, pero nos encontrará en el mismo lugar, preparados para seguir remando en agua sucia, pero remando al fin, con gente a su alrededor, que lo quieren y quiere, no todos van a estar para siempre, ni él, pero espera disfrutar todo eso que el futuro nos depare, acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s