La eterna última vuelta

Hace un tiempo sentí que el final estaba cerca.

Esta vez no estoy siendo fatalista, negativo, ni resignado.

Sentía que la primer carrera iba a terminar, que comenzaba la última vuelta, para poder, después de esta, seguir con el principio del fin.

Pensé que a la primer victoria definitiva, la que sirva de piedra fundamental para el resto del desarrollo estaba al caer.

Y nunca cayó, la carrera nunca se terminó.

Pero no me desanimó, no me deprimió, nada malo pasó. Ahora me doy cuenta que sigo creyendo que la que sigue es la última curva, tengo ese gusto a que se puede, se puede obtener el triunfo que nos acomode en el resto de los días, no es el retiro, no es el final, es simplemente ese piso donde te puedas parar tranquilo.

No hay que soltar el volante ni distraerse del objetivo. Esa es la gran diferencia, el objetivo esta claro, alcanzable, y siempre parece que falta poco para hacerlo.

No hay trampa ni letra chica, hay que seguir buscando, sin prisa pero sin pausa, confiado en que más antes que después se va a poder, que vamos a poder llegar y ahí, terminemos en el podio o últimos, vamos a haber logrado algo enorme.

Lamentablemente ya perdimos lastre, hubiese estado bueno que nos acompañe, pero cuando el otro se suelta no esta en uno la responsabilidad de mantenerlo agarrado.

Ya estamos por llegar, saquen el champagne y empiecen agitarlo, sea el tiempo que sea, falta poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s