Mayo es largo

“Nos vemos” dijo él, esperando su clásica respuesta “Si Dios quiere”, la odiaba, pero para él era su garantía de que se volverían a ver, quizás hasta lo tomaba como una cábala.

“No.” le respondió. Él lo observó sorprendido, si fuesen muy detallistas, alguno podría haber escuchado su corazón romperse. Pero lo entendió, simplemente saludó y se fue.

Ese día fue la última vez que lo vio.

“Estoy cansada” dijo ella, mientras él la miraba triste, casi resignado. Respiraba con dificultad, ya no quería estar ahí.

En sus ojos entendió que no le quedaban más fuerzas, el sonrió con su mejor máscara, se paró y la acompañó hacia la puerta, entro sola, él la espero afuera. Los resultados no fueron nada del otro mundo. Se despidió un poco más tarde cuando la dejó en su hogar, se despidió de un pequeño pedazo de él también. Esa fue la última vez que la vio.

“No te preocupes que acá esta todo bien” dijo él, a través de internet, a miles de kilometros de distancia, mientras desconfiaba un poco de que del otro lado realmente realmente estaban disfrutando esta larga aventura en la que se embarcó.

Nunca más volvieron a hablar, nunca más se volvieron a ver. Con ninguno. Sabe que falta mucho para un reencuentro, lo añora, pero falta mucho para hacerlo. Perdón, pero nos van a tener que esperar bastante a casi todos, por suerte.

Sabe que este Mayo tiene un regalo distinto, algo que hace casi un año parecía imposible. Tiene su vida de vuelta, tiene al cuarto personaje de esta historia con él.

Lo vuelve loco, de verdad loco, pero no le importa, disfruta de sufrir esa locura, saben que son los últimos sorbos de una copa que ya esta fría, que le queda poco, y es un agradecido de tener la oportunidad de festejar esta vez, que tiene tanto sabor a última… Podría estar equivocado, le encanta estar equivocado a veces.

Le gustaría un regalo distinto, una cena más, repitamos anécdotas, veamos películas viejas, nos quejemos de Boca, o simplemente no hagamos nada, elijan la opción uds. yo los espero.

Soy un hombre mayor con un niño caprichoso que aún no quiere entender la lógica de la vida, hay cosas que no van a cambiar.

Con el tiempo iré pagando las deudas, perdón.

Mayo es un mes largo. Nos vemos más adelante, mucho más adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s