…Vidas viejas

Porque cambiar el calendario no cambia nada, pero irremediablemente lo coloca a uno en posición de evaluar algunas actitudes de las personas que te rodean.

Es una pena creer que se pierde a alguien que nunca ibas a dejar ir. Especialmente cuando no se sabe la razón. Pero la vida nos lleva a ese momento donde dejamos de vernos, donde parecería que somos dos extraños, o casi.

Las cosas cambian, a veces es un plan propio, otras veces ajeno. Probablemente era lo que debía pasar, así que a seguir, por suerte hay gente dispuesta a ocupar los espacios que otros dejan, a veces pueden, a veces no.

Aunque la realidad es que dejar de ver a algunas personas no significa nada en ocasiones, solo dejarse de ver, pero siguen presentes en nuestras vidas, esperando ese momento donde la vida los vuelva a cruzar, porque no necesitas saber todos los días de alguien para quererlo, y aún así sigue estando en tu corazón y tu cabeza.

Ahí estarán, los nuevos, los viejos, los recuerdos de los que ya no están. Todos forman parte nuestra, volvamos a verlos pronto o no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s