Le temo a la obscuridad

Quizás no haya nada en la nada misma, pero ese espacio libre deja mucho espacio para llenarse.

Y con que se puede llenar? Con los fantasmas que uno mismo carga, y no se puede huir de ellos, no se puede esconder de ellos.

Abro la puerta después de una noche más del montón, todo esta obscuro, pero se que ahí estas, observándome, quizás no trates de juzgarme por mis errores, que los hay y muchos, pero yo lo siento como si lo estuvieses haciendo.

Ya no puedo hacer nada, es tarde para disculpas y perdones, atrás estas vos siguiéndome, solo puedo mirar adelante y avanzar. Abajo hay espacio para caer, arriba hay mucho espacio para volar.

Se que mis culpas están entre las sombras con vos, y acá ya estoy derrotado por las cosas que te hice o deje de hacer, por no haber sido suficiente para nada, para vos.

Así que estoy en deuda con vos, por eso te escondes entre las sombras para atormentarme, para que cada noche recuerde que te debo, y lo que te debo es simple, te debo ser feliz, y por eso me arriesgo a más remordimientos y a más fantasmas entre las sombras, la apuesta es muy cara, la ganancia lo puede ser también, nos debo ser feliz, cueste lo que cueste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s