Mi insomnio tiene sueño

Ya no entiende que esta pasando, se quiere dar por vencido, porque ni se acuerda porque había venido.

Mi cerebro se unió al sentimiento, y con el corazón hicieron un trío de confusión y derrota, ninguno entiende porque, pero pasa, pasó y al parecer seguirá pasando.

El problema de tener todo lo que uno buscaba es que la sensación de fracaso igual esta bien cómoda y asentada, y la mente solo vuelve al último lugar donde uno creyó ser feliz. Recorro las calles congeladas de una ciudad alejada, en dónde caminaba sin rumbo, sin razón, solo con los auriculares y los pensamientos de esta tierra que ahora recorro, en una evidente y triste demostración que solo soy feliz con lo que no tengo, o eso por lo menos parecería.

Ya nada tiene solución, resignarse a aprobar la vida con la mínima nota indispensable parece ser la única forma de seguir, aunque mi ser pelee contra eso, queriendo aceptarlo y pensando que esto no puede ser el gusto con el que tendré q vivir por el resto de mis días.

Sigo soñando con mi ciudad, que es esta y a la vez no. Dos ciudades a 8000 kms me parten el alma y me dejaron con más preguntas que respuestas. Que pasa ahora? Se vende el alma para volver donde se cree querer estar? Para después pensar que es tiempo de volver?

La tercer opción es la real, la de darse cuenta que no es el lugar, si no es uno, pero a la vez es uno el que tiene que encontrarse, y aquí ya se ha encontrado lo que ha podido.

Tengo dos banderas bastante marcadas en el corazón, una no me dejo elegir, la otra en un voraz tiempo pudo darme una oportunidad de probar mis límites, y creo que la tercera tiene la llave que falta para encontrar las respuestas ocultas, para forzar más esos límites que conozco, pero que se que puedo forzar, falta espacio para mí, falto yo en ese espacio, tal vez sea esa la sensación agobiante del ahogo y la resignación, el saber que hay más, que se puede ser más, y que solo se es lo poco que uno se deja ser, y no es suficiente.

Que tentador que fue el año pasado, que maravilloso que parece ser este… y a su vez la primer mitad parece marcada por una fecha grabada en piedra, la que me ofrece el fin, mientras la otra tiene un horizonte más lejano que trata de demostrar que vale la pena, mientras que el cerebro, el corazón y el tercero el discordia, el insomnio se pelean por entender, descifrar y de paso, pelear por la dominación definitiva para un fin que siempre se huele cerca y nunca llega, siempre va a llegar y nunca se decide, pero uno de un tiempo a esta parte a aprendido a abrir los brazos esperando ese momento donde mucho acabará, o donde todo acabará.

Son sólo palabras sin sentido de una mente que no entiende lo que pasa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s