Uno nunca se fue

Un año paso, la vuelta al hogar no fue extraña, complicada, dura, nada de eso, es más, solo fue nada. Nada de nada.

La vida siguió su rumbo como sabíamos que iba a suceder, pero uno cambio, en cierta forma, regresamos de una guerra con nosotros mismos, fuimos a buscarnos, y ahora nos traemos de regreso.

No cambie dirán esos que me veían antes, pero solo porque uno actúa bien su papel, y pronto hay que darse cuenta que ya no se puede cambiar de rol frente a un mismo público, se acostumbraron a ver de cierta manera, hasta creyendose sus propias mentiras, y ahora ya no vale la pena intentar un cambio al que nadie le interesa.

Entonces qué? Pensaran, resignación? Para nada, simplemente filtro. No hay que empezar de cero, pero si tener una certera noción de hasta donde da cada uno, incluído uno mismo. Solo los nuevos pueden engañarte, el pasado no te ataca por sorpresa, y uno ya lo mira con cierta naturalidad, sin desconfianza, porque no tiene ningún as bajo la manga.

Así que hay que volver a recorrer estos nuevos viejos caminos, sin la añoranza de lo que sucedió, pero con una sonrisa por haberlo hecho. De nada sirve vivir en el pasado, el futuro se escribe sobre hojas ya usadas, pero que lindo que se ve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s