“No soy como los demás…”

Es una frase muy escuchada, llevada a ser una mentira bastardeada, una frase que al pronunciarse suele regalar una sonrisa piadosa (o socarrona) al que la escucha.

Pero igual, aunque todos la hayamos dicho alguna vez, todos creemos que para nuestro caso es verdad, es esa excepción que confirma la regla.

Y en este momento, después de tanto amasarla, cada vez le doy más explicaciones a la mía.

Me gusta dividir las cosas, que yo tenga las mías y los demás tengan las suyas, y cuando dividimos, no me gusta que se metan con mis cosas, desde una taza hasta el infinito, mío, no lo toques.

Si vamos a dividir la cuenta me gusta que paguen todos, para hacernos los boludos, empezamos con tu hermana.

Soy como soy con todos, si sos mi amigo, lo vas a ser adelante de todos, no adelante de quien te conviene, o porque le caigo bien a alguien que le quieras entrar o alguien con el que quieras quedar bien, si me caes mal, punto.

Creo en la química con la gente, ese “no se que” que me genera rechazo, tiendo a hacerle caso, porque la experiencia dicta que a la larga me da la razón.

Si me vas a criticar por algo, trata de hacerlo de frente, si no voy a pensar que sos un cobarde, o que realmente en algún punto te intimido de alguna manera que no permite que me digas algo que, evidentemente, crees.

También, de paso, si me vas a criticar por algo y sacar todos los carnets que te hacen ser “mejor que yo” trata de no hacer lo mismo o peor.

Puedo guardar un secreto, mío o ajeno, y estoy muy adelantado en mi plan de no juzgar ni criticar, obviamente a veces la vida (y la boludez ajena) me superan.

Soy tímido y tengo una autoestima peligrosamente baja, aún así me causa gracia cuando la gente me tilda de tener “falsa modestia”, lo tomo como un cumplido, aunque no se si debiera.

Me gusta escuchar, como también me gusta el silencio, en mi vida la consigna es muy fácil, si queres q te escuche, tenes que hablar, si queres mi opinión, pedimela, si no te gusto, no me la hubieses pedido, trato de no responder lo que quieras escuchar.

Divago, sueño pavadas y me enriedo con cosas que no valen la pena, simplemente lo hago.

Quiero a mucha más gente de la que los que me conocen pueden creer, extraño a mucha más también.

No quiero a toda la gente que crees.

Si me fallas, aunque sea una vez, puede estar bien, pero ya voy a saber hasta donde das, y ese límite queda.

Me puedo equivocar de colgado o distraído, totalmente, casi nunca de maldad. CASI.

Volviendo a lo de tímido y cero autoestima? Soy muy quedado, muy. Una seña o una mueca en mi diccionario no son señales, en serio no lo son, si queres que sepa algo, una muy buena manera de que lo sepa es diciendomelo, y hasta a veces hasta eso no sirve, no se, soy así.

Si sos una mentira con los demás, no esperes que te tome muy en serio.

Si sos un cero a la izquierda, o no podes mantener tu vida a flote, pero te jactas de lo bueno que sos en todo, tampoco.

No me digas en todo lo que crees ser mejor que yo, que no te responda o no te explique como son las cosas para mi no es porque te este dando la razón, si no porque no vales ni una discusión, que la ignorancia sea la dicha que te abrace hasta el final de los días.

Ahora volví a ser tímido y retraído, no se porque pero soy así, nunca me va a gustar ser el centro de atención, nunca, aunque a veces creas que pasa.

 

Y así puedo estar toda la noche.

No se porque, tenía ganas de explicarme a mi mismo. A veces pasa, o no, no se, porque no soy como los demás, solo soy como los demás que lo creen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s